El Blog de Carmen Sierra

Lo que sí y lo que no puedes comer después de la abdominoplastia

Nada es instantáneo en esta vida, así que después de haber tomado la decisión de hacerte la abdominoplastia, informarte y finalmente hacerlo, ahora toca ponerse las pilas al pie de la letra para una buena recuperación, para eso te contamos en este artículo una serie de consejos de dieta para que te repongas lo mejor posible.

Para empezar hay que tomar en cuenta que la misma intervención quirúrgica conlleva una inflamación inevitable que es parte del proceso, recuerda el cuerpo ha pasado por un pequeño “trauma” (en el buen sentido de la palabra y para bien) y por ello hay que mimarlo.

1.Bebe mucha agua, así tanto tu riñón como tu intestino funcionarán mejor y esto ayudará a su pronta recuperación. Por otro lado, no querrás cicatrices ¿no? pues el agua ayudará también a que tengas una mejor cicatrización.

2. Atiende tu alimentación,  como te decíamos al principio tu cuerpo ha pasado por un pequeño trauma, basicamente ha ganado una batalla, debe estar bien mantenido y reforzado.No se trata de comer mucho, a toda costa debes evitar el sobrepeso.  Debes ser selectiva y priorizar determinados alimentos como los siguientes:

  • Dieta alta en fibra: de este modo favorecerás el tránsito intestinal y evitarás el estreñimiento, que puede resultar especialmente molesto.

  • Ingesta moderada en carnes: las proteínas que nos aporta la carne son buenas para la cicatrización además para la restauración de los niveles de hierro, si bien su consumo debe ser moderado.

  • Mejora tu consumo de hierro: ayuda a producir glóbulos rojos y a recuperar un buen color de la piel. El pescado, el pavo, las lentejas y los cereales integrales son algunos alimentos que nos aportan altas cantidades de hierro.

  • Vitamina: Ya que seguramente tendrás quien te cuide estos días (¡menos mal!) estaría genial que te preparen  zumos de frutas, sobre todo cítricos, que añadirán un valiosísimo aporte extra de vitaminas. Además te ayudará a eliminar toxinas y a la vez de combatir las bacterias.

  • Más frutas: se recomiendan todas, en abundancia, sobre todo los cítricos y las frutas rojas, por su aporte en vitaminas, fibra alimenticia (que junto al consumo de cereales integrales nos solventará el problema del estreñimiento).

  • Verduras: Lo mismo pasa con las verduras, debes mantener una buena ingesta, sin embargo evita los vegetales de hoja verde ya que te pueden provocar gases y esto es un problema muy frecuente en la abdominoplastia. Si no lo controlas con buena alimentación puede ser que pases un mal rato, y nadie está para malos ratos especialmente en el proceso de curación. En el caso que no puedas librarte de ellos (porque puede pasar)  una infusión de manzanilla o de anís te ayudará.

  • El zinc nos ayuda a curarnos: activo tanto para heridas internas como superficiales, es útil para la reparación de los tejidos y nos ayuda a quemar grasas. Las ostras, el hígado, la calabaza y sus pipas o el salvado de trigo son algunos alimentos ricos en zinc.

  • Los pescados: te aportarán proteínas  y poca grasa.

Por último, di adiós al pan y pastas blancas no integrales, bollería y dulces, todo eso que está muy rico pero que no ayudarán en nada a tu recuperación,  mejor opta por cereales integrales, por ejemplo el muesli en grano o en semillas.

Te recomendamos siempre seguir todas estas instrucciones de tu cirujano,  así tu recuperación será mejor. No te desesperes, ten paciencia, lo importante es que te recuperas  BIEN,  verás que habrá valido la pena, bien dice el dicho que lo bueno se hace esperar wink

 

 

 

 

 

Carmen Sierra
Directora de Clínica Harmonie

Clínica:
Harmonie Salamanca
C/ Condes de Crespo Rascón, 56
37002 SALAMANCA
España
Localización:
Harmonie Salamanca, Crespo Rascón 56
info@harmonie.es
Teléfono:
923 610 300
Go to top